16/11/14

Típicas excusas por los que abandona uno España

Hoy he reflexionado un poco  sobre esas personitas que abandonan el nido, incluso su País para irse lejos muy lejos durante un tiempo, algunos hasta para siempre, añorando nuestra España querida y soleada, pues bien hay algunos clásicos otros más de ahora, no sé si os sentiréis identificados perseguro que conocéis alguno.                                                                           
  • Bohemio buscador de aventuras, todos hemos tenido ese típico amigo que siempre está buscándole una respuesta a la vida, viste sin marcas, trasnocha porque compone canciones, come de todo, se corta el pelo él mismo, y duerme casi siempre por el día, la noche se la pasa soñando, él se cansa de lo monótono y necesita una adrenalina que le da conocer cosas, lugares y gente nueva. Él se integra, descubre el país en el que vive y se mezcla con su gente, no le van las tecnologías, toca la guitarra y lee muchos libros… 
  • El cerebrito. Este individuo se ha pasado la vida entre libros, sus padres lo tenían a raya con este tema, nunca jugaba de pequeño con sus amigos porque se encerraba a empaparse libros de física cuántica ya desde mocoso. Actualmente es soltero, usa gafas de montura llamativa, es algo tímido y vegetariano. Él no lo sabe pero es realmente guapo. Ha realizado dos “máster del universo”  y ha sido premiado con algo que no sé pronunciar y mucho menos escribir. Se lo llevan al otro extremo del mundo donde será un cerebro dentro de un laboratorio y alguna vez cada mes realizará expediciones por la zona que le darán la oportunidad de ver la luz del sol. 
  • Él enamorado. Está realmente en extinción, viaja por amor.  Conoció a su amada en un crucero de solteros por el mediterráneo, y todo fue como en una película de terror, digo de amor… noches de luna llena en alta-mar, paseos por proa… vamos, algo así como Rous y Jack en Titanic pero sin iceberg, él ha decidido mudarse a la ciudad de ella, está decidido, dejará su trabajo fijo y abandonará por fin la casa de sus padres. Cuando llegué vivirá en el apartamento de ella, tendrán unos meses maravillosos de buen sexo y buena comida, él no tiene ni idea, pero ella es una auténtica ama de casa, conocerá la ciudad y a los amigos de ella, se integrará, caerá bien a la familia de está, pero un día ella se dará cuenta que prácticamente se ha convertido en su madre, que él lleva cuatro meses sin trabajar y que la casa huele como si hubiera una mofeta muerta en la cocina, entonces le dará una patada y lo pondrá en la calle sin escrúpulos. Él se verá solo y compartiendo piso con dos adolescentes llenos de piercing y tatuajes , regresará rápidamente a España y se pasará el día chateando en foros de “busco pareja” 
  • El deportista. Becado en baloncesto por la universidad  de nueva york, saldrá en viajeros por el mundo, y querrás matarlo porque lo envidiarás. Guapo, como si del protagonista de una película americana de sobremesa se tratará… atlético, simpático, divertido, los dientes más blancos jamás vistos. Organiza fiestas todos los fines de semana, sus notas no son muy buenas pero ha conseguido ser el chico más popular del campus, está viviendo el sueño americano,  saldrá con los pivones más increíbles de la universidad, hablará un inglés de academia, y las vacaciones ya no vendrá a España porque tendrá una casa en Los Hamptons. ¡Otro nivel!
  • La artista. Pinta cuadros y se ha ido a probar suerte, la ha tenido y vive bien, vuelve a casa por navidad y tiene las llamadas a España gratuitas por lo que las noches se las pasa con una copa de vino en mano y hablando con sus amigas de España, sale a veces los fines de semana, no tiene novio, es guapa pero muy discreta, está centrada en su trabajo y es algo maniática, fuma como una carretera y se estresa demasiado, conoce poco la ciudad turísticamente hablando, los lugares más emblemáticos los visitó de carrera, los restaurantes más selectos se los conoce todos. Habla bien el idioma, no creo que vuelva nunca. 
  • La modelo, esta chica se pasa el día  viajando por lo que solo está de paso en cortas y largas temporadas. Vive entre París, Milán, Londres, Barcelona, Nueva york y Madrid... No ha visitado mucho  la ciudad, solo conoce los hoteles y clubes más importantes, viste siempre de firmas hasta cuándo va casual, tiene un blog de moda y unos doce mil seguidores en instagram,  come mucha fruta, siempre lleva toallitas desmaquillantes y barritas energéticas en el bolso, tiene un novio también modelo con el que solo coincide en los desfiles de alguna de las ciudades nombradas, hacen Skype por las noches y llora en el baño cuando está sola. Es guapísima y muy alta. 
  • El expatriado. Vive en Europa, lleva años, se fue buscando trabajo de lo que fuera, en España llevaba tres en paro, consiguió trabajar en un almacén de verduras donde trabajan otros veintidós españoles, entre ellos cuatro de sus compañeros de piso, no habla nada del idioma, ve Telecinco por Internet, vive a dos horas de su trabajo y diariamente coge tres autobuses para llegar.  Habla por line con la madre de sus dos hijos una vez por semana y le pasa casi la mitad de su sueldo por  Western Unión que además se queda una comisión de casi un 30% vive ahogado, siempre está cansado, su madre le envía tabaco por correo y tiene la espalda desviada, está deseando regresar y ojalá algún día pueda…

(Imagen Jordi Labanda)

No hay comentarios: