16/11/14

Típicas excusas por los que abandona uno España

Hoy he reflexionado un poco  sobre esas personitas que abandonan el nido, incluso su País para irse lejos muy lejos durante un tiempo, algunos hasta para siempre, añorando nuestra España querida y soleada, pues bien hay algunos clásicos otros más de ahora, no sé si os sentiréis identificados perseguro que conocéis alguno.                                                                           
  • Bohemio buscador de aventuras, todos hemos tenido ese típico amigo que siempre está buscándole una respuesta a la vida, viste sin marcas, trasnocha porque compone canciones, come de todo, se corta el pelo él mismo, y duerme casi siempre por el día, la noche se la pasa soñando, él se cansa de lo monótono y necesita una adrenalina que le da conocer cosas, lugares y gente nueva. Él se integra, descubre el país en el que vive y se mezcla con su gente, no le van las tecnologías, toca la guitarra y lee muchos libros… 
  • El cerebrito. Este individuo se ha pasado la vida entre libros, sus padres lo tenían a raya con este tema, nunca jugaba de pequeño con sus amigos porque se encerraba a empaparse libros de física cuántica ya desde mocoso. Actualmente es soltero, usa gafas de montura llamativa, es algo tímido y vegetariano. Él no lo sabe pero es realmente guapo. Ha realizado dos “máster del universo”  y ha sido premiado con algo que no sé pronunciar y mucho menos escribir. Se lo llevan al otro extremo del mundo donde será un cerebro dentro de un laboratorio y alguna vez cada mes realizará expediciones por la zona que le darán la oportunidad de ver la luz del sol. 
  • Él enamorado. Está realmente en extinción, viaja por amor.  Conoció a su amada en un crucero de solteros por el mediterráneo, y todo fue como en una película de terror, digo de amor… noches de luna llena en alta-mar, paseos por proa… vamos, algo así como Rous y Jack en Titanic pero sin iceberg, él ha decidido mudarse a la ciudad de ella, está decidido, dejará su trabajo fijo y abandonará por fin la casa de sus padres. Cuando llegué vivirá en el apartamento de ella, tendrán unos meses maravillosos de buen sexo y buena comida, él no tiene ni idea, pero ella es una auténtica ama de casa, conocerá la ciudad y a los amigos de ella, se integrará, caerá bien a la familia de está, pero un día ella se dará cuenta que prácticamente se ha convertido en su madre, que él lleva cuatro meses sin trabajar y que la casa huele como si hubiera una mofeta muerta en la cocina, entonces le dará una patada y lo pondrá en la calle sin escrúpulos. Él se verá solo y compartiendo piso con dos adolescentes llenos de piercing y tatuajes , regresará rápidamente a España y se pasará el día chateando en foros de “busco pareja” 
  • El deportista. Becado en baloncesto por la universidad  de nueva york, saldrá en viajeros por el mundo, y querrás matarlo porque lo envidiarás. Guapo, como si del protagonista de una película americana de sobremesa se tratará… atlético, simpático, divertido, los dientes más blancos jamás vistos. Organiza fiestas todos los fines de semana, sus notas no son muy buenas pero ha conseguido ser el chico más popular del campus, está viviendo el sueño americano,  saldrá con los pivones más increíbles de la universidad, hablará un inglés de academia, y las vacaciones ya no vendrá a España porque tendrá una casa en Los Hamptons. ¡Otro nivel!
  • La artista. Pinta cuadros y se ha ido a probar suerte, la ha tenido y vive bien, vuelve a casa por navidad y tiene las llamadas a España gratuitas por lo que las noches se las pasa con una copa de vino en mano y hablando con sus amigas de España, sale a veces los fines de semana, no tiene novio, es guapa pero muy discreta, está centrada en su trabajo y es algo maniática, fuma como una carretera y se estresa demasiado, conoce poco la ciudad turísticamente hablando, los lugares más emblemáticos los visitó de carrera, los restaurantes más selectos se los conoce todos. Habla bien el idioma, no creo que vuelva nunca. 
  • La modelo, esta chica se pasa el día  viajando por lo que solo está de paso en cortas y largas temporadas. Vive entre París, Milán, Londres, Barcelona, Nueva york y Madrid... No ha visitado mucho  la ciudad, solo conoce los hoteles y clubes más importantes, viste siempre de firmas hasta cuándo va casual, tiene un blog de moda y unos doce mil seguidores en instagram,  come mucha fruta, siempre lleva toallitas desmaquillantes y barritas energéticas en el bolso, tiene un novio también modelo con el que solo coincide en los desfiles de alguna de las ciudades nombradas, hacen Skype por las noches y llora en el baño cuando está sola. Es guapísima y muy alta. 
  • El expatriado. Vive en Europa, lleva años, se fue buscando trabajo de lo que fuera, en España llevaba tres en paro, consiguió trabajar en un almacén de verduras donde trabajan otros veintidós españoles, entre ellos cuatro de sus compañeros de piso, no habla nada del idioma, ve Telecinco por Internet, vive a dos horas de su trabajo y diariamente coge tres autobuses para llegar.  Habla por line con la madre de sus dos hijos una vez por semana y le pasa casi la mitad de su sueldo por  Western Unión que además se queda una comisión de casi un 30% vive ahogado, siempre está cansado, su madre le envía tabaco por correo y tiene la espalda desviada, está deseando regresar y ojalá algún día pueda…

(Imagen Jordi Labanda)

14/11/14

Un par de motivos por lo que nunca debes separarte de tus "APS"


Tus APS (amigas para siempre) son esas personitas que van contigo a modo de complemento y que vas a necesitar toda tu vida, a veces te empeñas en demostrarte a ti misma que eres una mujer valiente e independiente pero no eres nadie sin ellas, y lo sabes...
Todo comienza de la manera más simple, mudándote a otro País a encontrarte a ti misma (según tu psiquiatra) y a labrarte un productivo futuro (según tú) ahí justo en ese preciso momento tu vida empieza a desmoronarse cuando te ves sola y envuelta en las siguientes situaciones...      
  1. Cuando llegas sola a otro País, lo primero que haces aparte de inscribirte en la seguridad social, es buscar un piso, ¡más bien una habitación! que eso es un pelín más complicado, por no llamarlo patético, a tus treinta y tantos años, pero bueno no vamos a entrar en que soy un poco arrastrada, porque también soy muy divertida y talentosa así que todo queda en un 50% Bien, una vez que te das cuenta que vas a tener que convivir con dos estudiantes de primer año de medicina con acné, que montan fiestas todos los fines de semana y que además usan el microondas para secar los calcetines, casi automáticamente te vienen a la cabeza dos de tus mejores amigas que te señalan con el dedo y te gritan: -¡¡¡Vuelve chica, vuelve!!!! Mientras tú, con lágrimas en los ojos firmas el contrato por seis meses.                                                                  
  2.  Hay unas peculiares situaciones que activan tu melancolía sin retorno y es cuando vas caminando por la calle sin mucho afán de superación, la verdad, así como cabizbaja, en tu iPod suena  alguna canción  de esas con las que en varios momentos de tu vida te han entrado ganas de cortarte las venas con la maquinilla de afeitar, pero consigues que te remueva las entrañas y a tu mente vengan bonitos momentos junto a tus queridas amigas, de repente miras un café y ves a cinco chicas riendo y contándose anécdotas como solías hacer tú, una de ellas llora y las demás la consuelan mientras le cantan una canción tipo la película “la cosa más dulce” ¡Diossssssss! quiero morir. Las necesito.                                                                              
  3.  Acabas de tener una cita, la primera desde que llegaste, y en otro idioma, todo un logro, necesitas contar todos los detalles, si puede ser con un Martini en la mano y algo de buena música de fondo; llegas a casa, son las 00:37 de la noche (una hora menos en canarias y un poco más de sol) y tus compañeros de piso, los menores de 24 han organizado una mini fiesta en el salón con las camareras del bar donde vas todas las tarde a tomar el café tú sola, que siempre que entras da la sensación de que te susurran al oído: ¡Apestada! 
  4. Otro momento crucial, son los domingos de resaca, ver pelis ñoñas y comer palomitas con cantidad de chocolatinas es algo que tienes que hacer junto a tus amigas, a menos que estés enamorada, entonces borramos lo de las pelis ñoñas y añadimos acción, tráfico de drogas, ladrones de coches, mucha sangre y guerras.                                                                                        
  5.  Acabas de tener una noche de sexo con el chico al que llevas viendo  algunas semanas, (mentira , en realidad son días…) y ese esperado momento ha llegado, no ha sido del todo como tú esperabas y hay algunas situaciones que debes analizar minuciosamente y además con lupa, para ello compras una botella de vino rosa espumoso que va a juego con tu jersey de cachemir, de camino a casa te entra un poco de hambre, así que entras en el japonés este que vende sushi para llevar, y pillas algunos makis que te ponen en una caja monísima que vas a usar para guardar las cremitas de la cara. Hasta ahí todo bien, incluso parece ser que no hay nadie, eso te llena de felicidad, pero también te invade la tristeza de no poder compartir este momento, así que usas los últimos megas de internet que te quedan en tu teléfono de prepago para llamar a alguna de tus APS y desahogarte. Cinco tonos y dos cigarrillos después, estás en tu cuarto bebiéndote la botella de vino sola y escribiendo en tu diario…                                              
  6. Ver sexo en nueva york sin ellas es realmente frustrante .                                                                                                                               
  7. Llevas unos meses fuera y necesitas algo de marcha, apenas mueves las caderas, así que hoy decides salir y vas con tus compañeros de piso, de trabajo, de baile… todos veinteañeros jóvenes y risueños, tú ya no aguantas los zapatos y con la segunda copa ya no te sostienes en pie, vas al baño a retocarte el maquillaje, pero acabas vomitando en el lavabo, no tienes a ninguna de tus amigas que te sujete el pelo y encima te has maquillado mal.Tú alma sale de tu cuerpo y te grita desde arriba, -Eres patética, recoge tu gordo culo y llévalo a casa, y ve a por el bolso que te lo has dejado en el baño. Entre sollozos te despides de esta gente tan joven y energética que está en la flor de la vida y regresas a tu zona segura, sola.                                           
  8.  El más importante momento donde te das cuenta que no puedes vivir sin ellas, es cuando llegas a la conclusión de que son tu verdadero amor, ellas, incondicionales, tus fabulosas amigas a las que admiras, respetas y amas. 

(imagen Jordi Labanda)

6/11/14

Evidencias irrefutables de que odias a tu compañera de piso.

Cuando compartes piso te arriesgas a ser Jane fonda en la película esa que rodó hace casi una década, en la que una psicópata quería suplantar su identidad.
Hay infinidad de posibilidades de que tengas por compañera una depravada mental, pero creo que solo hay un 10% de tener la suerte de que sea alguien decente, divertida y que tenga un gusto exquisito para la moda.
Vamos a ver algunas razones por las que la evidencia de buen rollo es palpable en el ambiente:
  1. La primera vez que la viste realmente algo te estremeció el estomago y no era nada bueno, como si supieras que bajo esa sonrisa amable se escondía una autentica arpía.
  2. En cuestión de decoración discrepáis constantemente, tú tienes buen gusto, ella no. 
  3. Cada vez que colocas algo en casa como una vela, revistas, jarrones, etc... cuando vuelves está de otra manera, eso te hace querer sacarle los ojos con una cuchara, pero tu educación de una escuela refinada no te deja sacar la verdadera kinki que llevas en tu interior. 
  4. Si deja algunos platos sin fregar entras en cólera, intentas disimularlo, pero para ser franca no se te da nada bien disimular, creo que por eso tus clases de teatro en la ciudad fueron un verdadero desastre.
  5. Tienes miedo de que use tus complementos o tu perfume cuando no estas, la matarías literalmente.
  6. Se acopla en tus reuniones junto a tus APS y tú quieres arrancarle los pelos antes de lanzarla por el balcón.
  7. Nunca coméis juntas, ella se alimenta de patatas fritas y sanjacobos.
  8. Estas deseando que decida mudarse para prender fuego a su habitación, y si al final no lo hace, lo horas de todos modos con ella dentro.  
  9. No te hacen gracia sus chistes.
  10. Detestas sus gritos cuando aun duermes, y tienes verdaderos instintos psicópatas hacía ella. 
  11. Por ultimo y no por eso menos importante, ¡la odias! así, sin adornos.
Habiendo repasado algunos de los cariñosos momentos que te hacen replantearte el suicidio tras vuestro techo compartido, concluimos con un poco de seriedad y haciendo replantearte la hora de abandonar el nido, mucha suerte y vuela alto.

(Imagen Jordi Labanda)

5/11/14

Querido inverno

Los síntomas más notables de que el invierno ha llegado definitivamente.
  • Pasas mucho frío cuando sales a la calle con una americana del Primark ...
  • Ese momento en el que te apetece menear las caderas, al llegar a la discoteca después de veintitrés minutos quitándote prendas, echas en falta un jodido guarda ropa.
  •  Tu pelo es una vergüenza, no hay remedio para ello y cada vez que te lo quieres alisar pierdes el tiempo, dos cafés y un cigarrillo más tarde... tiene las dimensiones y el tacto de un Teleñeco.
  • Todas las mañanas te quedas acorralada en la esquina de la ducha, y ya ni siquiera cantas. 
  • La laca de uñas te dura más de una semana porque apenas te lavas las manos
  • Te avergüenza enseñar tus pies en publico porque podrías rajar el cuello a alguien con semejantes y desproporcionadas garras. 
  • Ya apenas usas las maquinillas de afeitar que están olvidadas y oxidadas en la esquina de la bañera.
  • A veces llevas chaquetas con piel autentica de Teletubbies 
  • Usar complementos da totalmente pavor a morir congelada con metal pegado a la piel.
  • Se acabaron los paseos cerca del mar a menos que vivas en Cuba.
  • Tu color de labios para esta época es el "morado natural"
  • En tu maxi-bolso de imitación, no faltan los analgésicos, clinex, gloss, y los tubitos esos que te desentaponan la nariz. 
  • En casa: camiseta por dentro de pantalón y calcetines por encima de él.
  • Las moscas han desaparecido y los moscones del piso de enfrente que te espiaban en topless, también.
  • Los asquerosos niños del piso de arriba ya no molestan a las 9 de la mañana, y tampoco a las 5 de la tarde, gracias a sus madres están esclavizados en sus clases de canto, karate, ingles, yudo, taekwondo, danza y ajedrez para principiantes... 
  • Te has visto online en una semana 2 temporadas completas de "Homeland"
  • El final de "Rous y Jack esperando los botes" se convierte en tu mayor temor. 
Estas son algunas de las delicias de la entrada de nuestro invierno, espero que lo disfruten tanto como una servidora, arrrrrrrrrrrrrrrrrrg..

(Imagen Jordi Labanda)

31/10/14

Tengo una cita...

Hoy es mi día libre, eso quiere decir que me quedo tirada en pijama hasta las dos de la tarde, hoy tengo algo que tortura mi mente; Tengo una cita, una que reclamé al más allá a gritos y que los Dioses después de mi perseverancia me han concedido, pero me está resultando de lo más pesado llevarla a cabo.
Sé lo que estáis pensando... ¡pero chica! si eso es de lo mas divertido, y ademas puedes acabar enamorándote y todo. Si, lo sé, pero es que... A ver, os voy a contar bien.

Yo decidí creo desde que nací, que necesitaba un espacio para mi sola, uno en el que soñar y vivir mis propias historias, un espacio en el que nadie pudiera entrar ni cambiar nada, un espacio en el que me encuentro a salvo, tranquila y feliz.
Pues bien, creo que treinta y tres años después he vivido en él demasiado tiempo y me aterroriza compartirlo, o dejar que alguien entre, así que cuando te encuentras a alguien demasiado interesado surge la desesperación.
Estos son todos los pasos que lleva a cabo una soltera de estas características cuando ve una presa fácil:

  • Fantaseas con ese tipo misterioso e interesante que nunca te dice nada... tienes ganas infinitas de que un día se atreva a decirte algo, él nunca lo hace, es más ni siquiera te mira, eso aumenta sin lugar a dudas tu curiosidad por él.
  • Tu invisibilidad se desvanece cuando te percatas por unos breves segundos de que no le eras tan indiferente como creías.
  • Te interesas más aún y empieza tu persecución obsesiva, lo persigues con la mirada incansablemente hasta que se percata, eso nunca falla, si sabe que tú estas interesada y estas medianamente buena, irá a por ti como un pescadito a un anzuelo.
  • Una vez picado dicho anzuelo, comienza su entusiasmado interés, y ahí es cuando te surgen las dudas y después de sacarle mil y un defectos por los que no saldrías con él, lo haces, 

                                                              (Imagen Jordi Labanda)





29/10/14

Adiós y Hola...

Son las 3:42 de la mañana, típico en mi estar despierta como un búho acabando algún dibujo, diseñando algún vestido, editando alguna foto, curioseando algo, o simplemente escuchando música mientras contemplo la noche por la ventana de mi habitación, pues bien, hoy empiezo este nuevo blog, he borrado el antiguo, exceptuando mi ultimo post, que fue cuando decidí cambiar mi vida, una vez más...
3 casas, mil aventuras y varios cortes de pelo después, ha pasado un año y medio desde ese entonces, y como predije lineas atrás, dejaría España diciéndole Adiós para embarcarme en un nuevo proyecto vida.

16/6/13

Adiós España

Alcanzar las estrellas...



Antes de ser una chica mega ocupadisima y excesivamente cansada, yo adoraba escribir, está entre mis cosas favoritas del mundo.. me encantaba, y aún me encanta, lo que pasa es que ya nunca encuentro tiempo para ello, y lo peor de todo, es que casi nunca, por no decir con temor nunca, me siento ya inspirada. 
Es una pena, antes soñaba con poder dedicarme a ello, escribí una novela y todo... (tengo otras dos, a mitad) y hasta escribí para algunas revistas.. ¡en fin! algún día, cuando tenga tiempo (un lujoso privilegio que solo algunos tienen la suerte de poseer) podré dedicarme a las cosas que realmente me apasionan. 

Yo antes pensaba que dedicarme exclusivamente a mi vocación me haría pletoricamente feliz, (claro que no era consciente de que tengo demasiadas vocaciones) Pero desde hace unos años que monté mi empresa, y me he dedicado en cuerpo y alma a ella, he empezado a discrepar.. ahora que lo digo en voz alta siento pavor, supongo que también cabe decir, que actualmente nuestro País en general no vive su mejor momento, y eso a los empresarios y sobre todo a los jóvenes emprendedores como yo, que un día no muy lejano apostamos todo lo que teníamos por llevar nuestros sueños a cabo, nos ha dejado descolgados de una seguridad algo necesaria en España para llevar una vida digna. 

Nunca he sido una chica de sentir miedo, soy demasiado impulsiva y sueño constantemente con un futuro que a veces me hace mantenerme fuera de la realidad. Pero hace unos meses empecé a tenerlos, así que decidí cambiar mi vida, dejé mi momentánea estabilidad, y para ello dije adiós a mi piso, en el que vivía desde hacia uno cuantos largos años y mi trabajo fijo el que mantenía a mi soñada empresa, decidiendo así irme a otra ciudad y empezar una nueva vida..

40 cajas y veinte semanas después aun sigo aquí,instalada en el piso de una de mis APS (amigas para siempre) y con un futuro incierto... 
Pues incierto fue hasta antes de ayer, resulta que yo entre mis costumbres de soñar, puedo imaginarme una vida nueva en cero coma dos segundos, y no es ¡broma! tengo que decir en mi favor, que una cualidad que me caracteriza, es mi gran capacidad de adaptación a cualquier medio, eso generalmente ha sido bastante positivo en mi inestable vida. 
Así que como os decía, supongo que todo este tiempo de incertidumbre, desde que decidí alejarme de mi actual vida, no ha sido casualidad, aunque suene algo tópico, creo a ciencia cierta que las cosas siempre suceden por algo... y que lo que realmente anhelaba mi corazón era y es, salir corriendo y buscar a esa yo que se ha perdido en el camino, y que sueña diariamente con llevar a cabo la simplezas e insignificantes cosas de la vida que realmente la hacen feliz.

Aún me quedan muchas cosas que solucionar y sé que tendré que empezar de cero,(aunque eso lo hago aquí, cada día)  No pienso abandonar mis sueños ni mi empresa a la que tanto esfuerzo le he dedicado y le dedico, pero lo haré en otro lugar, donde de verdad se pueda crecer y sea más fácil alcanzar las estrellas.

Adiós España...